Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. cerrar ×
+

EL PAIS / TENTACIONES

Pedro Ojesto Trío/Quiero

El madrileño Pedro Ojesto ha hecho del piano un instrumento de amplias resonancias flamencas, sin desdeñar otros géneros por el frecuentados, como el jazz. Lo flamenco se impone en estilos como las siguirillas, las bulerias, la soleá o la rondeña, con cantes de gente como Ramón el Portugues y Ana Salazar.El mismo Ojesto califica esta música como”una síntesis clásica” dice “de mi concepto musical madurado hasta hoy”.
Á. Álvarez Caballero

ALMA 100

Pedro Ojesto Trío “Quiero”

Uno de los mas destacados pianistas de flamenco-jazz, Pedro Ojesto, presenta nuevo disco en formación de trío, junto a Jose Miguel Garzón (contrabajo) y Fernando Favier (batería y percusión). En general es un disco muy bien hecho, calidad profesional y artística se toman de la mano, seguro.
Keiko

ABC

Flamenco. Pedro Ojesto Trío “Quiero”
Karonte ***

Producido por Manuel de Maria, el pianista Pedro Ojesto j8unto a sus compañeros de grupo, Jose Miguel Garzón y Fernando Favier y la colaboración de otros artistas, ofrece una nueva serie de temas flamencos, no exentos en alguno de ellos de fusión con giros jazzísticos. En definitiva un nuevo producto evolutivo del género realizado con excelente entidad artística.
M. Ríos Ruiz.

EL OLIVO

Pedro Ojesto Trío “Quiero”
Karonte

Tres décadas de práctica y aprendizaje musical en el encuentro de la música clásica, la clásica española el jazz y el flamenco ha dado como resultado “Quiero”, un disco pleno de madurez creativa y de una loable y manifiesta intencionalidad que no es otra que la de fusionar serena y muy seriamente el jazz con el flamenco sin imitar por ello a nada ni a nadie ni responde en modo alguno a la efimeridad de la moda.

DIARIO DE SEVILLA- CULTURA

Lirismo Flamenco dentro del piano

Trascendiendo la coyuntura cada vez mas relevante del piano dentro de los registros aflamencados que dialogan con el jazz, Pedro Ojesto da un paso más allá sin caer en estereotipos. La rítmica, los tiempos, los compases están ahí, pero se extienden. La ausencia instrumental de la guitarra, la hace suya el piano, extendiendo la dimensión y el concepto de trío con otras voces,(Jorge Pardo, Ramón el Portugués, violín, tinaja…). No es Monk el modelo de intercambio lingüístico, ni la investigación rítmica como eje; mas bien se acerca al melodismo clásico y a Bill Evans entre palos flamencos, eso agranda un enfoque que parece alcanzar la universalidad: la difícil conexión entre lo académico, la improvisación y la impronta popular

LA GACETA DE LOS NEGOCIOS

Una Fusión natural

El pianista Pedro Ojesto arranca del encuentro no forzado de jazz y flamenco un disco ecléctico y que abre nuevas vias. El segundo trabajo en solitario del pianista madrileño Pedro Ojesto, tras su inicial Lo Mejor que Tengo (1998), es en esencia un esfuerzo de madurez. La fusión del jazz y flamenco -a menudo una impostura en estos tiempos- surge de forma natural en Ojesto. Lejos de caer en el estereotipo, logra trascenderlo, gracias en buena parte a un enfoque siempre clásico, para firmar un trabajo cohesionado, guiado con maestría y en el que incluso se permite el lujo de buscar nuevas sonoridades.

TIEMPO DE HOY / Jose Manuel Gomez

Flamenco Jazz Company

El tercer álbum de la banda liderada por el pianista Pedro Ojesto viene a confirmar que eso del flamenco-jazz (o el jazz flamenco) es una realidad que tiene en Madrid un color especial, un sonido característico, procedente de experiencias diversas, entre las que podemos recordar los innumerables grupos de José Antonio Galicia que conectan con el estilo abrupto de Charles Mingus y con el atavismo jondo. Total que la cosa comienza por bulerías con el cantaor Israel Fernández que proclama: “Yo las llevé al laboratorio las lágrimas que ella echaba.Y el análisis que daba eran gotas de veneno que su corazón lloraba”.También hay canciones llegadas de ultramar como la de Pablo Milanés dedicada a Nelson Mandela donde se respeta la respiración del cubano: “quiero pedirte que me dejes contar la más hermosa historia de amor” y el maridaje flamenco nos envuelve en una de esas melodías con retrogusto que, cuando vuelven, se disfrutan como los vinos que han alcanzado el cuerpo y la sustancia para ser recordados.

WORLD MUSIC

Pedro Ojesto presenta “Quiero”

En la suerte suprema de la solea “Bronce Gitano” de Sabicas, que Ojesto ha trascrito y en el que arranca sonoridades inéditas en el piano

TODAS LAS NOVEDADES

Pedro Ojesto Trio

Piano gitano.- Pedro Ojesto es una referencia inexcusable entre los aficionados al jazz-flamenco o al flamenco-jazz. Una modalidad musical que algunos consideran un genero en si mismo. Kike Babas

DOCE NOTAS

Flamencología

Pedro Ojesto trabaja desde hace décadas en las junturas del jazz y el flamenco Y lo hace desde la finura y un alto estilo queque, normalmente, deberían haberle producido una reputación que los medios de comunicación sólo parecen reservar a cigalas y otros mariscos cuando se trata de fusión.

TIEMPO DE HOY

Flamenco Jazz Company / Rumbo Desconocido
Jose Manuel Gonzalez

Flamenco Jazz Company, maridaje y retrogusto.
Flamenco Jazz Company tiene a gala tocar lo mismo en el Candela que en el Café Central.
El tercer álbum de la banda liderada por el pianista Pedro Ojesto viene a confirmar que eso del flamenco-jazz (o el jazz flamenco) es una realidad que tiene en Madrid un color especial, un sonido característico, procedente de experiencias diversas, entre las que podemos recordar los innumerables grupos de José Antonio Galicia que conectan con el estilo abrupto de Charles Mingus y con el atavismo jondo. Total que la cosa comienza por bulerías con el cantaor Israel Fernández que proclama: “Yo las llevé al laboratorio las lágrimas que ella echaba.Y el análisis que daba eran gotas de veneno que su corazón lloraba”.También hay canciones llegadas de ultramar como la de Pablo Milanés dedicada a Nelson Mandela donde se respeta la respiración del cubano: “quiero pedirte que me dejes contar la más hermosa historia de amor” y el maridaje flamenco nos envuelve en una de esas melodías con retrogusto que, cuando vuelven, se disfrutan como los vinos que han alcanzado el cuerpo y la sustancia para ser recordados.

AIRE FLAMENCO

Flamenco Jazz Company

Flamenco Jazz Company, proyecto dirigido por Pedro Ojesto con el cante de Israel Fernández, la guitarra flamenca de Joni Jiménez, el contrabajo de José Miguel Garzón y la batería de Fernando Favier, presenta su tercer trabajo discográfico, Rumbo Desconocido.
En este tercer trabajo de Flamenco Jazz Company, el eclecticismo es una de las principales características. Cada tema tiene un origen diferente de inspiración, algunos más jazzisticos y otros más flamencos, pero todos se unen en el lenguaje que Flamenco Jazz Company ha desarrollado con el bagaje que aportan sus componentes durante los años que ya llevan de andadura.
Rumbo Desconocido, que fue grabado la pasada primavera en Infinity Estudios, cuenta con artistas invitados como Jorge Pardo y Segundo Mijares a los saxos, Juan Parrilla a la flauta, Bandolero a la percusión y el baile de Pol Vaquero.

DE FLAMENCO

Flamenco Jazz Company / Rumbo Desconocido

Javier de Cambra

Este es el tercer disco que en apenas tres años FLAMENCO JAZZ COMPANY lanza a al audiencia

Tras el muy flamenco “NIKELA” y la asunción flamenco jazz de clásicos nacionales y foráneos, de Chueca a Rachmaninov, en “In a classical mood”, nos llega ahora “RUMBO DESCONOCIDO”.

Como su propio nombre indica, es un disco de búsqueda y, ciertamente, de encuentro, de hallazgos continuos en una propuesta que a cada paso se muestra más sólida. “RUMBO DESCONOCIDO” despliega un extenso abanico de sonoridades con una misma concepción armónica y de desarrollo rítmico y melódico.

El cañamazo de la Compañía de Jazz Flamenco lo conforma el trío de jazz, de jazz flamenco, que componen el pianista y autor de la mayor parte del temario, PEDRO OJESTO, el contrabajista JOSÉ MIGUEL GARZÓN y el pianista y percusionista cubano FERNANDO JAVIER. Son jazzistas y vaya si suenan flamencos. Y con ellos están el guitarrista JONI JIMÉNEZ y el cantaor ISRAEL FERNÁNDEZ.

Escuchen el solo de Jiménez que sucede al de Ojesto en “Somos esa luz”. O acérquense a la voz de Israel en “Me enamoro fácilmente” (“I fall in love too easily”). Es flamenco, pero para mí que este hombre está cantando jazz. Aquí no hay corta y pega ni fusión con calzador, sino el desarrollo que cada uno de los músicos ha interiorizado en su discurso musical.

El disco arranca por bulerías y a toda tralla con palmas, piano Fender y el invitado Segundo Mijares al EWI (Electric wind instrument) o saxo midi, tal como consta en los créditos. Seguirán un bolero en el que apreciar la diversidad de registros de Israel Fernández y una versión por tangos de “Mandela”, de Pablo Milanés, con Juan Parrilla a la flauta. Y más tangos, que dan título al álbum, con tratamiento de jazz moderno. Un romance expuesto a voz y guitarra dará paso a la banda a 7/8, un compás nada flamenco que logran aflamencar.

Sin agotar la nómina, “estilo jazz” en “Recuerdo a Mariano”, con Jorge Pardo al saxo soprano, homenaje a quien fue el manager más querido de la escena jazzística madrileña, Mariano Gutiérrez. Y cierre con la voz de Miguel Montero y la guitarra de David Cerreruela, titular en los dos anteriores discos de la JFC y actualmente residente en Barcelona, tal vez indicando que el soberbio guitarrista no ha desaparecido del proyecto.

“Pocos grupos – nos dice Pedro Ojesto- pueden actuar una semana en el Café Central y otra semana en Casa Patas y casi con el mismo repertorio. Nosotros lo hacemos”. La música de este disco es la que suena en estos templos madrileños del jazz y del flamenco. Ahora la tienes en casa.

Tambien puedes bajarte las notas de prensa haciendo click aquí.